PAREDES + ALEMÁN

«Para el diseño arquitectónico de Vértic diseñamos un lenguaje formal fluido y coherente basado en movimiento para evitar una fragmentación de volúmenes y materiales que pudieran confundir un entendimiento claro de su geometría, y así pudiera la torre ser definida e identificada fácilmente en su contexto urbano.

La forma que diseñamos fluye de 2 a 3 dimensiones en el perímetro de las fachadas y se basa en una geometría continua que integra suavemente las transiciones entre los balcones, la escala humana y el funcionamiento espacial en una misma piel, logrando así un icono de vivienda urbana elegante, original y distintivo.»

Axel Paredes y Ana Alemán de Paredes
Paredes + Alemán Arquitectos

ALEJANDRO PAZ

«Para el diseño de las amenidades de Torre Vertic buscamos brindar a los usuarios un panorama amplio de diseño con el propósito de poder integrar los distintos aspectos de la vida contemporánea de nuestros tiempos y sus variantes facetas.  A través de una funcionalidad dinámica y abierta, enfatizamos en los altos contrastes por medio de coloridos sobrios y algunos toques de color que fue brindado por elementos naturales que nos recuerdan que las amenidades de Torre Vertic se encuentran dedicadas a poder gozar de una vida exterior.
Torre Vertic cuenta con espacios muy transparentes con el propósito de incitar a las personas a que aprovechen las pergolas, areas verdes, piscina, gimnasio y otros espacios cuyo aprovechamiento de el bondadoso clima guatemalteco hace de la experiencia de los usuarios un verdadero privilegio.  También es importante darle espacio a una nostalgia selectiva que contiene nuestra idiosincracia, por lo tanto en todos los ambientes buscamos que la modernidad de los detalles tuviera tonalidades, materialidad y sugerencias de aspectos que nos recuerden el origen de nuestra identidad.  Queremos que nuestros ambiente e intervenciones se sientan honestas.

Por lo tanto la forma cómo se aplicaron los materiales se realizó explorando las posibilidades de los materiales nobles y francos.»
Alejandro Paz